Alessandro Bazzonni

Por Alessandro Bazzoni

Antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios tantos niños, adolescentes, adultos y personas de la tercera edad deben recibir una evaluación para conocer el Índice de Masa Corporal  (IMC) que sirve de referencia  para indagar sobre el estado  nutricional de la persona.

Para expertos en nutrición como Roymar Narváez,  quien forma parte de la cadena de bienestar Gold´s Gym, el Índice de Masa Corporal  debe ir acompañado de la evaluación  de la composición  corporal de cada persona.

El índice de masa corporal es una relación que se establece entre el peso y la estatura de una persona, lo que permite saber si el peso corporal que tiene el individuo está adecuado para la estatura o talla o si esa persona se encuentra en sobrepeso.

“Dos personas pueden pesar y medir lo mismo. Su Índice de Masa Corporal puede indicar que ambos están en grado de obesidad, pero si visualmente  una de esas personas se ve musculosa y fuerte, y la otra se ve como luce, una persona con obesidad, no pueden diagnosticarse a ambos con obesidad porque la composición corporal de cada uno es diferente”, explica Narváez.

Explica que la persona musculosa tiene sobre peso pero a expensas de tu tejido muscular mientras que  la segunda que luce  obesidad, por exceso de tejido adiposo o grasa, y es por ello que la evaluación  no  se puede quedar con la referencia del índice de masa corporal solamente sino que se debe ir más allá, con un diagnostico antropométrico y nutricional completo.

El ejercicio y el índice de masa corporal

Explica Narváez que “hay que prestar especial importancia al índice de masa corporal cuando entramos al rango de la tercera edad porque hay un deterioro a nivel orgánico y uno de los elementos que se ven afectados en ese deterioro es la masa muscular”.

En la tercera edad es importante conocer cuánta y que tan funcional es la masa muscular porque el tejido se va perdiendo y la persona también va perdiendo movilidad.

Advierte que la falta de actividad puede generar a largo plazo lesiones, falta de coordinación, pérdida del equilibrio, hasta  llegar a dejar de ser una persona independiente para pasar a ser dependiente, bien de una silla de rueda, de otra persona o de un bastón.

 

 

Diseñar un plan de entrenamiento que favorezca esa relación es posible cuando se hace una adecuada evaluación por parte del nutricionista de la mano de un personal trainer.

En el caso de personas adultas que desean ejercitarse Narváez recomienda realizarse también la evaluación nutricional pues los requerimientos y el índice de masa corporal de un maratonista será distinto al de un fisicoculturista o al atleta de levantamiento de pesas.

En la actualidad Gold´s Gym cuenta con asesorías nutricionales, un servicio extra además del servicio de entrenamiento que ofrece el gimnasio. “Aquí evaluamos la historia del paciente, sus datos personales, los antecedentes de salud y los familiares,  sus hábitos de alimentación, su estilo de vida, el tipo de entrenamiento que desea realizar y por supuesto,  la parte de la evaluación antropométrica donde se toma peso, medidas corporales, y se establece cómo está la persona en cuanto a índice de masa corporal y en cuanto a composición corporal.  Una vez que se tenga toda  esa evaluación se procede a diseñar un plan nutricional personalizado ajustado a la realidad y a los objetivos de esa persona y se le hace el seguimiento cada cierto tiempo para ver la evolución”.

Las sedes que están activas en Gold´s Gym con las asesorías nutricionales presenciales y online son  la de Montalbán y San Ignacio en horarios matutinos y vespertinos por previa cita que deben canalizarse en cada gimnasio.

Para más información sobre este tema, los planes y programas de entrenamiento físico de Gold´s Gym, pueden consultar las redes sociales de la empresa: @GoldsGymVE en Twitter e Instagram y GoldsGymVenezuela en Facebook.

Por Alessandro Bazzoni

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here