Por Francisco D’Agostino

Los sistema de transferencia automática, conocidos como tableros de transferencia automática o ATS por sus siglas en inglés (Automatic Transfer Switches) son equipos indispensables para el respaldo de energía  en industrias, centros de datos, empresas de telecomunicaciones, bancos y otras empresas que tienen cargas críticas y hacen uso de plantas eléctricas cuando la red comercial falla.

Julio Rodríguez, ingeniero senior en el área de Automatización y Monitoreo de la Corporación Solsica, explica que hay dos tipos de ATS: los manuales y los automáticos, estos últimos son los que generalmente utilizan grandes compañías, que cuentan además con UPS (Sistema de alimentación ininterrumpida), bancos de baterías y generadores (plantas eléctricas), porque no pueden paralizar en ningún momento sus operaciones.

“Este sistema está conectado a la energía eléctrica que viene de la calle y es capaz de detectar de forma inteligente cuando hay variaciones de voltaje. Cuando hay un apagón o un ‘bajón de luz’, el ATS pasa un ‘suiche’, por así decirlo, y pone en marcha la energía de respaldo, que es la de la planta. Ese proceso dura segundos, pero aunque es corto el tiempo, que puede ser de 10 o 30 segundos, los clientes deben contar también con UPS, que son los equipos que dan autonomía eléctrica propiamente”, señala Rodríguez.

El ingeniero de Solsica explica además que estos sistemas de trasferencia automática también pueden ser utilizados por pequeños negocios, como abastos, farmacias, que tienen cajas registradoras y que necesitan mantenerse operativos cuando hay fallas de luz para evitar pérdidas monetarias.

La corporación comercializa ATS de diferentes capacidades, así como UPS y plantas eléctricas. También cuenta con servicio técnico especializado para la instalación y mantenimiento de estos componentes de respaldo de energía.

Por Francisco D’Agostino

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here