Según estudios realizados por Cigarrera Bigott, en el último trimestre del año 2020, el consumo de cigarrillos ilícitos ha crecido alrededor de un 300% desde el año 2019, y actualmente, alcanza el 30% del mercado venezolano. Esto equivale aproximadamente a 1.180 millones de cajetillas. Esta actividad ilegal, representó una pérdida de 130 millones de dólares para el Fisco Nacional por impuestos no pagados por dichos productos.

En el país, actualmente, hay más de 130 marcas ilícitas de cigarrillos provenientes de distintas partes del mundo que: no pagan impuestos, no cumplen con ningún control sanitario, ni con los requisitos establecidos por el Ministerio del Poder Popular para la Salud. De acuerdo con cifras de Bigott la composición del mercado de marcas ilícitas es la siguiente:  Carnival (26%), Ibiza (21%), Three Stars (10%), Golden Deer (8%), Miller (3,9%), Malibú (3,7%), Marine (2,4%), Costero (2,4%). Sólo esas 8 marcas representan el 77,4% del total del mercado ilícito venezolano y son importadas desde países como Paraguay, Alemania, China, Colombia y Corea del Sur.

Miguel Benzo, Director Legal de Cigarrera Bigott expresó su preocupación por el aumento significativo que ha tenido la compra y venta de cigarrillos ilícitos dentro del territorio venezolano, “tener identificadas más de 130 marcas es realmente alarmante, el contrabando es un delito que ha minado el mercado y no debemos permitir que continúe avanzando. Esta actividad ilegal nos perjudica a todos” aseguró.

Dentro del territorio nacional, esta actividad ha afectado de manera inquietante a Maracaibo y Cabimas ocupando un 85% del total del mercado, un porcentaje que casi triplica el promedio nacional. En las ciudades de Barquisimeto (24%), Maracay (21%) y Valencia (21%) se presenta un consumo de cigarrillos ilícitos cercano al promedio. En Barcelona, Maturín, Ciudad Guayana y Margarita el consumo de estos productos ha experimentado un crecimiento importante de más del 200% en comparación con el año 2019. Y en Caracas, Mérida y San Cristóbal la problemática continúa creciendo exponencialmente.

A octubre de 2020, además de los tradicionales puntos de concentración y comercialización de cigarrillos ilícitos, existe un importante movimiento de estas cajetillas en puntos de ventas formales, páginas de comercio electrónico o redes sociales y ha crecido exponencialmente la venta detallada, debilitando las regulaciones dictadas por el Ministerio del Poder Popular para la Salud y en detrimento del erario.

“La realidad es que el contrabando es un delito muy grave, asociado a hechos criminales de todo orden, lo cual conforma un reto importante para las empresas en el país y para las autoridades en general. Por ello, como empresa con 100 años de trayectoria en Venezuela, Bigott reitera su interés en comunicar, sensibilizar y concientizar al consumidor y al público en general sobre esta problemática” afirmó Benzo.

Cigarrera Bigott se mantiene comprometida con la lucha contra el ilícito y reitera que sus marcas de fábrica son: Belmont, Pall Mall, Lucky Strike, Viceroy y Universal, las cuales están debidamente registradas y cuentan con los más altos estándares de calidad establecidos tanto a nivel nacional como internacional.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here